El análisis DAFO: Todo lo que necesitas saber

Análisis DAFO, puede que tengas claro lo que es o al menos seguro que te suena, quizás tengas alguna duda… sea cual sea tu caso en este post encontrarás todo lo que necesitas saber sobre esta herramienta de estudio de mercados

Si tienes algún conocimiento de marketing o simplemente si en algún momento te has lanzado a crear un nuevo negocio, seguro que cuando hablamos del análisis DAFO sabes a lo que me refiero… ¿o tal vez no tanto?

Porque el análisis DAFO, o FODA como también es conocido, es una de las herramientas fundamentales utilizadas dentro del mundo del marketing y más en concreto dentro del mundo de la investigación de mercados.

Y hoy en día si vas a emprender, sea cual sea el tipo de negocio con el que te lanzas al mercado, no puedes hacerlo a ciegas y en este sentido el análisis DAFO es una herramienta clave para el éxito de tu proyecto.

Por eso en este post quiero arrojar un poco de luz sobre el análisis DAFO, espero que te ayude:

¿Qué es el análisis DAFO?

El análisis DAFO y más en concreto el propo término DAFO tiene su origen en el acrónimo formado por las iniciales de las palabras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

En latino-américa el análisis DAFO es conocido recurrentemente como análisis FODA o incluso DOFA. mientras que en los países de habla inglesa se habla de SWOT analysis (en este caso por las iniciales de strenghts, weaknesses, oportunities, threats).

Pero… ¿que es el análisis DAFO? Pues se trata de una herramienta de análisis como su propio nombre indica, que nos permite establecer al situación de una empresa, negocio o actividad en un momento concreto del tiempo.

Se trata de obtener información relevante sobre la situación actual de una empresa y sobre el entorno y las circunstancias que la rodean en un momento preciso, que sirva para la toma de decisiones.

El análisis DAFO, por ejemplo, es una de las partes más importantes a la hora de hacer un plan de negocio o plan de empresa ya que si las fortalezas y oportunidades superan a las debilidades y amenazas, es un buen punto de partida para lanzarse al mercado.

swot-analysis
SWOT Analysis

¿Cómo hacer un análisis DAFO?

Bien, ahora que sabemos lo que es un análisis DAFO, puede que la siguiente pregunta que te hagas sea ¿y ahora como se hace? Pues de la siguiente manera:

Situación actual

Lo primero que tenemos que hacer es ponernos al día y hacer un análisis de la situación actual de la empresa o, en su caso, del departamento concreto de la misma objeto del estudio.

El análisis DAFO a tiempo real nos va a permitir conocer la situación de la misma, tanto a nivel interno, como en relación al mercado y al entorno que la rodea, sirviendo de base para una futura toma de decisiones.

Para este estudio de la situación actual hay que tener el cuenta que el análisis DAFO se divide en 2 partes claramente diferenciadas: análisis DAFO interno y análisis DAFO externo.

  • Análisis interno DAFO: En este caso hace referencia al propio ámbito interno de la empresa, sus recursos, sus capacidades, su estructura, su capacidad de producción… en concreto son la D y la F del DAFO, es decir sus debilidades y sus fortalezas.
  • Análisis externo DAFO: La segunda parte, en cambio, hace referencia al entorno externo de la empresa, la A y la O del DAFO, las amenadas y las oportunidades que debe evitar y aprovechar respectivamente para tener éxito en sus propósitos.

Como es evidente, resulta primordial saber en el punto en el que estamos para poder llegar a donde queremos llegar…

Factores del análisis DAFO

Tenemos pues de analizar cada uno de los factores relevantes dentro de cada una de las variables del DAFO, estudiando esas debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades las cuales vamos a plasmar en un cuadro similar al de la siguiente imagen.

cuadro-dafo
Cuadro DAFO

Para hacer este cuadro DAFO tendremos que incluir todos los espacios en blanco que consideremos necesarios para complementar el mismo y luego simplemente (o no tan simple) se trata de ir rellenando.

En todo caso y para que os quede claro, os voy a desgranar un poco cada una de las variables del DAFO con algunos ejemplos:

DEBILIDADES

Se trata, como el propio término dice, de los puntos débiles de la empresa, es decir, todos aquellos aspectos o circunstancias que suponen limitaciones a la misma o impiden un buen desarrollo.

Muchas veces estas debilidades se miden con respecto a nuestra competencia, considerando aquellos puntos en los que nos superan o de los cuales carecemos.

En ocasiones no es fácil reconocer nuestras propias debilidades, quizás porque no queremos hacerlo, pero es muy necesario y para ello tendremos que responder a preguntas como ¿en qué podemos mejorar?, ¿por que nos compran más?, ¿que deficiencias perciben nuestros clientes?, ¿tenemos los recursos materiales y humanos adecuados?, etc.

Algunos ejemplos de debilidades muy comunes serían:

  • Falta de financiación
  • Escasa diferenciación
  • Cartera de productos limitada
  • Costes unitarios elevados
  • Falta de personal cualificado
  • Imagen de marca dañada
  • Poca inversión en marketing
  • Problemas estratégicos en la dirección

AMENAZAS

En cuanto a las amenazas, estas son externas, se trata de todas aquellas fuerzas de nuestro entorno que ponen en riesgo nuestra actividad, la limitan o reducen su efectividad.

Las amenazas amenazan nuestra presencia en el mercado, pero en el peor de los casos pueden llegar incluso a poner en peligro la propia supervivencia de la empresa.

En este caso para poder identificar dichas amenazas deberíamos responder a algunas cuestiones tales como: ¿frente a qué obstáculos podemos encontrarnos?, ¿que cambios negativos se están produciendo en el mercado?, ¿que legislaciones nos pueden afectar negativamente?, ¿ante que cambios tecnológicos no estamos adaptados?

Y estas son algunas de las amenazas a las que las empresas se suelen enfrentar:

  • Nueva legislación
  • Entrada de nuevos competidores
  • Cambios en los hábitos de los consumidores
  • Sector muy atomizado
  • Cambios constantes en la tecnología
  • Mala imagen del sector
  • Globalización del mercado
  • Crisis económica
  • Incrementos en costes de materias primas

FORTALEZAS

Son nuestros puntos fuertes, es decir, todas aquellas capacidades y recursos con los que contamos que nos permiten conseguir ventajas competitivas y que al mismo tiempo nos sirven para explotar oportunidades.

Al contrario que pasaba con las debilidades, parece que en este caso siempre somos más capaces de detectar estos puntos fuertes con los que contamos.

En todo caso, para detectarlos siempre podemos responder a preguntas como: ¿cuales son nuestras ventajas frente a la competencia?, ¿cuales son nuestros principales recursos?, ¿cuáles son nuestros productos o servicios más importantes?, ¿tenemos economías de escala?, ¿destacamos en algún punto como producción, distribución, venta…?, etc.

Algunas fortalezas con las que podríamos contar son:

  • Notoriedad de marca
  • Economías de escala
  • Alta fidelización de los clientes
  • Potente red de distribución
  • Equipo humano altamente cualificado
  • Productos diferenciados
  • Implementaciones tecnológicas avanzadas
  • Influencia de la empresa
recursos-humanos
Recursos Humanos

OPORTUNIDADES

Y finalmente el cuarto elemento de la matriz DAFO, las oportunidades, que son todos aquellos factores positivos susceptibles de ser aprovechados por la empresa para aumentar su rentabilidad o que puedan suponer una ventaja competitiva para la misma.

En definitiva, las oportunidades representan ocasiones de mejora para la empresa que esta debe intentar explotar al máximo.

Para identificar las oportunidades algunas preguntas a las que podemos responder serían: ¿cuáles son las tendencias actuales del mercado en nuestro sector?, ¿qué cambios tecnológicos, legales o sociales podrían beneficiarnos?, ¿existen posibilidades de alianzas estratégicas?, etc.

Y si hablamos de oportunidades, estas son algunas que se podrían dar:

  • Mercado con tendencia al alza
  • Nuevos segmentos del mercado
  • Posibles alianzas estratégicas
  • Avances tecnológicos que nos benefician
  • Nuevos canales de venta
  • Mercados emergentes
  • Acceso a personal más cualificado

Estos son solo algunos ejemplos de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades, pero es cada empresa la que tiene la importante labor de identificar las que se pueden aplicar en su caso.

Como es evidente y para el buen devenir de nuestro proyecto, el número de fortalezas y oportunidades debería de ser superior al número de amenazas y debilidades, eso sin duda es un primer aspecto positivo.

Luego, en el caso de las oportunidades y fortalezas, tendremos que aprovecharlas y utilizarlas en nuestro beneficio, intentando que se mantengan en el tiempo.

Por contra, y en lo referido a las amenazas y debilidades, debemos intentar limitadas o minimizarlas en la medida de lo posible o mejor aún, darles un vuelco y convertirlas en oportunidades y fortalezas para nuestra empresa.

El análisis CAME

Una vez hemos hecho un análisis en profundidad de las diferentes variables de la matriz DAFO, un siguiente paso sería el de plantear una serie de conclusiones y ejecutar un plan de acción a corto, medio y largo plazo.

Esto se hace a través de lo que se denomina un análisis CAME que no es otra cosa sino:

  • Corregir las debilidades
  • Afrontar las amenazas
  • Mantener las fortalezas
  • Explotar las oportunidades

Una vez realizado el análisis CAME es donde entramos ya en la planificación estratégica y aquí es donde me refiero yo a lo de corto, medio y largo plazo.

Porque si bien las estrategias planteadas tras un análisis DAFO se pueden planificar hasta a un año vista, siempre hay algunas de dichas estrategias que no pueden esperar y deben ejecutarse casi de inmediato.

Por eso debemos priorizar aquellas variables que consideremos más importantes, ejecutándolas a corto plazo, mientras que otras menos relevantes las podemos ir ya planificando a medio y largo plazo.

En definitiva, creo que con toda esta información ya tienes las bases para poder hacer un análisis DAFO para tu empresa o negocio, algo que debes creerme cuando te digo, es vital para cualquier nuevo proyecto que te plantees, con independencia del tamaño de tu empresa o del sector que se trate.

¿Te ha resultado útil este post? Si es así, seguro que este otro también te puede interesar:

Qué es el benchmarking y sus beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *