Retroalimentación laboral para trabajadores motivados

Establecer un feedback laboral ayuda a mejorar la productividad, rendimiento y motivación de los trabajadores

El nuevo post que hoy os presento no es mío, en este caso se trata de una colaboración que llega de la mano de Ana López, de la empresa Fonvirtual y donde trata el interesante tema de la retroalimentación laboral. Aquí os lo dejo…

Una vez, el empresario Henry Ford dijo: «el entusiasmo es la base de todo progreso». Esta cita es aún más cierta en el mundo corporativo, donde los empresarios tienen interés en mantener el entusiasmo de sus empleados para lograr resultados proporcionales.

Después de numerosos estudios (en particular el de Hinkin & Schriesheim 2004, The effect of management nonresponse to employee performance), se descubrió que el proceso de gestión de no comentar el rendimiento de los empleados (positiva o negativamente) tenía un impacto negativo en la eficacia y satisfacción de los mismos y, al mismo tiempo, en los resultados de la empresa. E aquí la importancia de la retroalimentación.

Pero, ¿qué entendemos por retroalimentación?

La retroalimentación es un anglicismo que se refiere a la acción de devolver un efecto. En las empresas, la retroalimentación, también llamada feedback, representa comentarios (buenos o malos) sobre el desempeño de las acciones.

Los estudios han demostrado que la retroalimentación es un factor significativo para mejorar el trabajo de los empleados, los líderes empresariales y las organizaciones en general.

Tanto en el ámbito profesional como en el personal, es importante «saber» cómo expresar lo que se piensa. No basta con dar una opinión sobre esto o aquello. Ciertas reglas y fundamentos deben ser respetados para que toda retroalimentación, buena o mala, sea constructiva.

motivación-laboral
Empleados motivados

La razón de la retroalimentación antes del procedimiento

Antes de aprender a dar un feedback, es importante saber por qué es importante y beneficioso proporcionarlo. Más allá del aumento en el desempeño de la compañía, la retroalimentación trae muchos beneficios internos, entre ellos:

  • Aumento de la motivación del personal: Positiva o negativa, la retroalimentación (si está bien hecha) aumentará la motivación de tu equipo.
  • Mayor productividad: Proporcionalmente al aumento de la motivación, la productividad seguirá la tendencia, porque ya se sabe que un «trabajador motivado es un trabajador productivo».
  • Mayor compromiso con la organización: En cierto modo, un empleado que sabe lo que hace bien o lo que hace mal, será un empleado más satisfecho que se reconocerá en la empresa. Al identificarse más estrechamente con la organización, aumentará su compromiso con ella.
  • Evolución y cambio: La retroalimentación constructiva animará a los equipos a cambiar en la dirección correcta, sabiendo aquello que están haciendo bien, mal o pueden mejorar.
  • Aumento de la comunicación: La implementación de la retroalimentación regular aumentará los intercambios entre los superiores y los empleados.

Un buen líder necesita saber cómo motivar a sus trabajadores y la retroalimentación puede ser una buena herramienta para demostrar esta habilidad.

Está comprobado que existen diferentes maneras de incrementar la productividad y eficiencia en un negocio, ya sea a partir de la introducción de tecnologías avanzadas (tales como inteligencia artificial, las telecomunicaciones cloud, etc.) o con la motivación a tus trabajadores.

Retroalimentación positiva

«No nos equivoquemos: la retroalimentación positiva no se basa en los elogios de todos sus empleados durante las diferentes entrevistas».

A diferencia de la retroalimentación correctiva (o negativa), la retroalimentación positiva se basa en reforzar los comportamientos apropiados que los empleados no necesariamente pueden conocer.

Ser elogiado por tus fortalezas conduce a una dinámica positiva incluso si hay debilidades. Permíteme que me explique: los comentarios positivos también deben ir acompañados de una crítica constructiva para reforzar lo positivo y mejorar lo negativo.

Mientras que en la retroalimentación correctiva, el empleado está a la defensiva y desanimado («No sé cómo hacerlo y no llegaré allí»), la retroalimentación positiva aumenta la satisfacción personal y la motivación para mejorar el desempeño («Lo hago bien y puedo hacerlo aún mejor»).

retroalimentación-laboral
Retroalimentación positiva

Los 5 fundamentos de la retroalimentación positiva

Para obtener el clima favorable que proporciona la técnica de retroalimentación positiva, se deben tener en cuenta ciertas condiciones o fundamentos:

Establece un calendario de retroalimentación

No se recomienda improvisar en cuanto a la retroalimentación. Para asegurar la capacidad de respuesta de tus empleados, necesitas planificar cuándo y cómo se proporcionará la retroalimentación: ¿todas las semanas?, ¿todos los meses?, ¿individualmente?. ¿en un grupo?.

Los empleados deben ser notificados con anticipación para prepararse psicológicamente para esta entrevista. Hay que tener en cuenta el carácter de cada persona y planificar de antemano la actitud que se va a adoptar (más o menos exigente o relajada).

Evita los juicios de valor

El empleado debe sentir que los comentarios que se le hacen son el resultado de varias evaluaciones en diferentes situaciones. La retroalimentación no puede basarse en un solo mal día que el individuo haya tenido, sino que debe ser evaluada como un todo y por el mayor número de personas posible.

Un gerente de empresa que no esté en la oficina todos los días no podrá evaluar solo a todos sus empleados que probablemente tengan gerentes más calificados para esta tarea.

Estas entrevistas deben formar una opinión sincera con un objetivo constructivo para encontrar soluciones. La conclusión nunca debe ser «blanca o negra». Siempre trata de comentar sobre lo bueno y lo malo.

¿Y si sólo hay malas noticias?, ya no se necesitará un feedback, sino una carta de despido.

Haz una crítica personalizada en comentarios positivos

La retroalimentación no puede, bajo ninguna circunstancia, afectar la autoestima del empleado o hacer que se comporte a la defensiva. El hecho de que se cierre sobre sí mismo no le ayudará de ninguna manera en su proceso de mejora y la corrección de los puntos negativos sólo será más difícil.

La disposición de un empleado a cambiar dependerá de los términos que se utilicen para describir su trabajo. Los comentarios globales no serán útiles: debes saber cómo llegar al fondo de tu pensamiento y dar a tus palabras una perspectiva concreta.

El análisis de por qué algo es positivo o negativo es fundamental para que el empleado entienda lo que está haciendo bien y lo que necesita cambiar.

Se descriptivo sin demasiados detalles

La retroalimentación debe ser completa, específica y «relativizada». Asegúrate de poner todo en la balanza, ya sea bueno o malo. Cuanto más concretas sean tus palabras, más productiva será la retroalimentación.

Debes ayudar a tu empleado a darse cuenta por sí mismo de lo que está haciendo, llevarlo al terreno y al darse cuenta por sí mismo, los cambios serán obvios.

Además, este método ayuda a fortalecer la estima de la persona afectada, ya que encuentra el problema y la solución por sí misma «sin ayuda».

Sensibilizar con preguntas concretas

La entrevista no debe ser un monólogo del gerente a un empleado silencioso y asustado. Involucra a tus contactos, haz que piensen en las soluciones. Piensa en su desempeño.

No vengas a la entrevista con tus soluciones a sus problemas. Explícale tu punto de vista y deja que encuentre las soluciones por su cuenta. El empleado no debe sentirse intimidado o prohibido: haz preguntas concretas y deja que se expresen.

Al final de la entrevista, pregúntale a tu equipo qué piensan de la retroalimentación y, si es necesario, corrige algunos puntos que podrían haber sido malinterpretados.

Al concentrarse en las fortalezas de tus empleados durante los distintos feedbacks a lo largo del año, ya no serás el temido líder, sino un valioso coach.

Aplicando estos 5 fundamentos de la retroalimentación positiva, podrás corregir y completar las debilidades de tu equipo para mejorar su motivación, productividad y, al mismo tiempo, el desempeño de la empresa en general.

 

Biografía: Ana López, Directora del Departamento de Marketing y Comunicación de la empresa Fonvirtual. Especializada en marketing digital y comercio electrónico. A menudo intervengo en otros blogs y llevo a cabo actividades de consultoría para grandes grupos. Puedes seguirme en LinkedIn.

¿Te ha gustado este post? Si es así tal vez te interese leer también este otro:

25 canciones motivadoras para tu día a día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *