Qué es el benchmarking y sus beneficios

Seguro que alguna vez habrás oído hablar del benchmarking y es que se trata de una de las herramientas de gestión empresarial más utilizadas en los últimos tiempos por las compañías, pero… ¿sabes lo que es? ¿cómo se aplica? ¿cuáles son sus principales beneficios? En este post trataré de arrojar luz sobre estas y otras cuestiones relacionadas con el benchmarking.

En primer lugar vamos a ver lo que significa el benchmarking que etimológicamente es un término inglés cuyo significado sería algo parecido a “medida de calidad” y que en realidad tiene bastante que ver con esto, ya que el benchmarking no es otra cosa sino un proceso continuo de seguimiento del buen hacer de otras empresas con el fin de poder agregar mejoras a la nuestra.

En el benchmarking se pueden evaluar desde productos o servicios, a sistemas, procesos y cualquier otro aspecto que consideremos interesante de cara a poder implementarlo en nuestra propia organización, es decir, un proceso de aprendizaje que nos ayude a mejorar nuestra posición competitiva en el mercado.

benchmarking
Benchmarking

No debemos confundir el benchmarking con un análisis de la competencia, ya que aunque si que se pueden analizar a empresas competidoras directas de la nuestra, también se puede realizar un estudio de empresas de otros sectores que nada tengan que ver con el nuestro, pero que en todo caso destaquen en un determinado aspecto que nos interese imitar.

También es muy fácil caer en la tentación de pensar que el benchmarking es una especie de espionaje industrial… no es así, sólo se trata de aprender de los mejores y aplicar todo eso que hayamos aprendido adaptándolo a nuestra estructura y características con vistas a mejorar en unos aspectos determinados.

Creo que el concepto ha quedado bastante claro ¿verdad?, yo lo resumiría así: Para ser el mejor, aprende de los mejores.

Tipos de benchmarking

Fundamentalmente existen 3 tipos de benchmarking:

  • Benchmarking competitivo: El más utilizado y que se utiliza como indica el término con empresas competidoras directas de la nuestra.
  • Benchmarking interno: Se aplica hacia dentro de la propia organización, normalmente comparando diferentes áreas o departamentos con vistas a mejorar los resultados en uno de ellos.
  • Benchmarking funcional o genérico: En este caso de analizan empresas que pueden ser o no de nuestro sector, lo que se suele hacer es tomar como referencia en todo caso a empresas líderes y referentes.

¿Cómo hacer benchmarking?

A la hora de aplicar el benchmarking lo primero, primerísimo que deberíamos hacer es determinar la persona o personas que se van a encargar de este proceso, ya que es un trabajo que va a requerir bastante dedicación y una vez que ya tengamos nuestro “equipo de benchmarking” deberíamos de seguir ineludiblemente una serie de pasos que son los siguientes:

  1. Determinar los productos, procesos, áreas o aspectos que queremos mejorar en nuestra empresa.
  2. Identificar y seleccionar las empresas que son mejores en aquello que queremos mejorar.
  3. Definir cual va a ser la información que vamos a recopilar de estas empresas y el método para hacerlo.
  4. Recolectar dicha información, lo cual debe ser un proceso continuo en el tiempo.
  5. Analizar la información recolectada y ponerla en comparación con nuestros propios datos.
  6. Fijarse unos objetivos y unos tiempos para implementar las mejoras en nuestra empresa.
  7. Implementar dichas mejoras  en base a nuestras previsiones.
  8. Medir los resultados dejando pasar un tiempo prudencial para ver si estamos consiguiendo los objetivos fijados.

Beneficios del benchmarking

El benchmarking si se hace de una forma adecuada, con constancia y siguiendo los pasos indicados pueden traernos importantes beneficios, estos son los principales:

  • El primero y más evidente y por el que se hace un benchmarking es que nos va a ayudar a mejorar determinados aspectos de nuestra empresa.

    beneficios-benchmarking
    Beneficios benchmarking
  • Si lo orientamos a nuestros productos o servicios hará que se incremente ostensiblemente su calidad y por lo tanto la percepción de una mejor relación calidad-precio por parte de los clientes.
  • El benchmarking bien ejecutado es una de las mejores herramientas para recopilar información.
  • Nos ayuda a fijar objetivos para la organización, evitando el conformismo e inmovilismo.
  • Es una fuente de nuevas ideas.
  • Ayuda a fomentar la implicación de los diferentes miembros de la organización que participan en el proceso.
  • Y finalmente y como consecuencia de todos los beneficios anteriores, va a suponer importantes ventajas competitivas para la empresa.

Espero que con este post o haya quedado claro lo que es el benchmarking y como se debe aplicar, pero sobre todo lo que me gustaría es que seáis conscientes de que es una herramienta de gestión empresarial que puede ser un punto de inflexión para el despegue de una empresa.

2 comentarios en “Qué es el benchmarking y sus beneficios

  1. Buenísimo!. Soy comunicadora social y este tipo de contenidos me interesa mucho, así puedo aportar en la empresa para la que trabajo y de una vez aprendo yo!. Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *