Marketing político: las claves de la victoria de Trump

Lo que muchos temían, pero pocos pronosticaban se produjo finalmente y Donald Trump será el nuevo presidente de los Estados Unidos. Vemos las claves de su victoria desde el punto de vista del marketing político.

El miércoles 3 de noviembre amanecimos en España con la inesperada, al menos a tenor de los que pronosticaban las encuestas, victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EEUU.

Más allá de la fiabilidad de las encuestas, en lo que no voy a entrar, sin duda gran parte del vuelco en las previsiones que daban a Hillary Clinton como la primera presidenta de los Estados Unidos, se la debemos dar a la gran campaña de marketing político desarrollada por el equipo de Trump (y a pesar el propio Trump…).

Sobre el marketing político

Antes que nada, cuando hablamos de marketing político ¿de que estamos hablando? Una buena definición podría ser esta: El marketing político es un conglomerado que auna diferentes técnicas de planificación, investigación y comunicación en el marco de una determinada una campaña política, fundamentalmene electoral, pero que también puede ser de difusión institucional.

Y es que cuando pensamos en marketing político, lo primero que nos viene a la cabeza son las campañas electorales, cuando sin embargo va mucho más allá y así se puede dar también fuera de estos periodos electorales, por ejemplo en las campañas institucionales (pensar en esos anuncios que acaban con la coletilla “gobierno de España”) o en la actividad diaria de políticos y partidos en las redes sociales.

En todo caso, si que cierto que el marketing político cobra todo su sentido en las campañas electorales como esta que hemos vivido recientemente en las elecciones a presidente de los EEUU.

¿Cual es el origen del marketing político? Pues la realidad es que si bien el térmico, como tal, se empezó a acuñar en los años 5o y precisamente en los Estados Unidos, podríamos decir que es tan antiguo como la propia política.

Al fin y al cabo, el marketing político en clave electoral, no es otra cosa sino aplicar diferentes técnicas de marketing para promocionar un producto, lo que pasa que en este caso el “producto” es el candidato de un partido político.

Como es normal el marketing político, como cualquier otra disciplina del marketing ha evolucionado mucho desde aquellos años 50, donde básicamente era unidireccional y hoy en día se integra dentro de un mundo digitalizado donde los electores tienen múltiples medios para acercarse a la realidad de los candidatos.

Yes we can: el éxito de Obama

Si os digo la frase “yes we can” seguro que todos, o casi todos, podéis asociarla a la primera al hasta ahora y durante los últimos 8 años, presiente de los EEUU Barack Obama y es que este fue el slogan oficial de la campaña demócrata a las elecciones norteamericanas de 2008, en la que para muchos es la mejor campaña de marketing político de la historia.

No en vano, la revista Forbes eligió ese mismo año a esta campaña como la mejor empresa del año a nivel mundial. ¿Las razones?  En 9 meses la campaña pasó de la nada a mil millones de dólares de facturación y a contar con un millón de empleados, voluntarios y simpatizantes.

Creo que a nadie podrá negar que Obama es un hombre con un gran carisma y que sabe comunicarse muy bien de cara al público, sabe llegar al votante, pero no olvidemos que para la mayoria de los electores era un candidato totalmente desconocidos meses antes y encima afroamericano, con todas las connotaciones raciales que hay existen en USA y aún así ganó esas elecciones.

3 fueron las claves de la campaña de Obama que le llevaron a ganar esas y las siguientes elecciones a presidente de los Estados Unidos:

  1. El discurso de Obama: Como os decía, Obama es un grandísimo comunicador, destila carisma por todas partes, pero todos y cada uno de sus discursos tenían varias notas comunes: discursos breves, con un lenguaje comprensible y con un mensaje de esperanza.
  2. Las redes sociales: Brillante fue también el uso de las redes sociales por parte del equipo de Barack Obama en su carrera hacia la Casa Blanca y además innovador, ya que fue el primer candidato que consiguió llegar a presidente gracias, en buena parte, al uso de las redes sociales y otras TIC (tecnologías de la información y comunicación). Incluso llegó a contar una red social propia que canalizaba al resto como fue MyBarackObama.com (no intentéis entrar que ya no existe).
  3. Usar el lenguaje de la gente: El equipo de Obama sabía que si quería ganar las elecciones debía llegar especialmente a 2 colectivos a donde los canales de marketing político tradicional no llegaban: los jóvenes que votaban por primera vez y los hispanos (la comunidad con mayor crecimiento demográfico de la década). Y lo lograron, ¿cómo? utilizando nuevos canales con ese público más jóven y hablándoles en su propio idioma en el caso de los hispanos gracias sobre todo a los muchos voluntarios que transmitían un mensaje común.

Como veréis estas claves han sido diferentes, yo diría radicalmente diferentes, de las que han llevado ahora a Trump a la presidencia, pero claro, Obama y Trump son también radicalmente diferentes…

yes-we-can
Yes, we can

Las claves de la victoria de Trump vistas desde el marketing político

Racista, clasista, misógino, xenófobo… estos son algunos de los calificativos que se ganó Trump durante la campaña electoral y sin embargo logró cosechar casi 59,9 milones de votos y ganar las elecciones.

Os voy a recordar alguna de las frases de Trump más polémicas durante estos últimos meses para que entendáis por que se ganó esos calificativos:

Podría disparar a gente en la Quinta Avenida y no perdería votos

Un muro en la frontera con México nos ahorraría muchísimo dinero

México nos envía a la gente que tiene muchos problemas, que trae drogas, crimen, que son violadores

Este es un país en el que hablamos inglés, no español

John McCain no es un héroe de guerra. Prefiero a los que no han sido capturados

Cuando eres una estrella puedes hacer cualquier cosa. Agarrarlas por el coño, lo que quieras (grabación sacada a la luz con un presentador de la NBC)

Hay máquinas de votar que estarían cambiando los votos republicanos por demócratas

Marioneta de Putin; Mentirosa; Asquerosa (durante un debate cara a cara con Hillary Clinton)

Cómo veis el repertorio es un amplio y hace que muchos nos preguntemos ¿como ha podido ganar un tipo así? Hay que decir que casi todos los analistas políticos ponen su vitoria en el contexto de un país donde en los últimos años se ha producido un hundimiento de la clase media trabajadora que ha visto como su poder adquisitivo ha disminuido sensiblemente y por supuesto esto ha sido determinante.

También hay quien dice que entre 2 candidatos malos, muchas veces no sabes quien es el menos malo… ¿alguien piensa que si Obama hubiera sido el candidato Trump habría tendido la más mínima oportunidad?

En todo caso, y centrándonos en el marketing político, su campaña funciono y estas fueron sus claves:

  1. Los medios que lo criticaron le llevaron a la victoria: Cada sarta de barbaridades que cada día soltaba Trump en sus discursos o entrevistas tenía su difusión y réplica en los principales medios de comunicación americanos, que lejos de perjudicarle no hacían sino dar mas bombo a la marca Trump. Trump contaba con decenas de asesores en su campaña y ¿de verdad pensáis que si hubieran querido frenarle y cambiar su estilo no lo habrían hecho? Todo lo contrario, el “monstruo Trump” necesitaba alimentarse y los medios le ayudaron. Quizás deberían de haberse aplicado eso de que “no hay mayor desprecio que el no aprecio”.
  2. Un slogan que caló en la gente: El slogan de Trump en estas elecciones fue “Make American great again” (Hacer grande a Estados Unidos de nuevo), un slogan sin lugar a dudas de calado en una población profundamente patriótica y orgullosa de su pais. Frente a este único y potente slogan, Hillary Clinton practicó un discurso mucho más difuso y diferentes slogans como “Fighting for us” (luchando por nosotros) o “stronger together” (mas fuertes juntos) no llegaron a la gente.
  3. El triunfo de lo políticamente incorrecto: La campaña de Hillary fue realmente conservadora, era la clara favorita y su equipo no quiso arriesgar, sin embargo Trump apostó por el riesgo porque no tenía nada que perder y sí mucho que ganar y en este caso lo políticamente incorrecto se llevó el gato al agua.

Como podéis ver, 3 claves totalmente diferentes de las que llevaron a Obama a la Casa Blanca, pero igualmente efectivas y yo añadiría un más, en clave de humor: Hillary Clinton contó con el apoyo de casi todo el mundo del espectáculo estadounidense (cantantes, actores…) y digo casi todo, le faltaron 2: ¡Chuck Norris y Clint Eastwood! Y digo yo ¿quien puede ganar a estos 2 tipos duros entre los más duros?

escena-gran-torino
Gran Torino

La victoria de Trump en las redes sociales

Lo cierto es que Trump a ha ganado y muchos tenemos la esperanza de que su duro discurso en la campaña quede lejos de la realidad a la hora de gobernar, porque de otra manera, si nos ponemos a pensar que un radical como Trump es el comandante en jefe del ejército más poderoso el mundo y con acceso a los códigos de lanzamiento de los misiles nucleares igual no dormimos mas…

Relajémonos pues y acabemos este post con alguno de los ‘memes’ mas divertidos que hemos visto en las redes sociales tras la victoria de Trump:

putin-meme
Putin desde la barrera

 

trump-obama
Trump vs Obama
trump-troglodita
Trump troglodita

 

trump-estatua-libertad
La estatua de la libertad se baja
trump-cama-estatua-libertad
El duro despertar

¿Os ha gustado este post? Si es así compartir por favor y en tal caso quizás también os interese este:

Los mejores slogans de la historia

3 comentarios en “Marketing político: las claves de la victoria de Trump

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *