Lo que no debes hacer en las redes sociales

Estar en las redes sociales es muy fácil, lo difícil es saber estar… por eso hoy os quiero hablar de algunas cosas que, como empresa, nunca deberías hacer en las redes sociales.

Ya podréis haber leído en este blog anteriormente sobre la importancia que tiene hoy en día para las empresas desarrollar una adecuada estrategia de social media, encuadrada dentro de su estrategia de marketing global.

Y es que pocas son las empresas, independientemente de su tamaño o del sector al que pertenezcan, que no son conscientes de la importancia de estar presentes en las redes sociales para promocionar su negocio y sobre todo para interactuar con sus seguidores, pero no son tantas las que hacen un uso adecuado de las mismas lo que al final trae consigo resultados contraproducentes.

En otros posts, relacionados con el uso de las redes sociales, me he centrado en recomendaciones sobre lo que es conveniente hacer, pero hoy lo que os voy a enumerar es un listado de cosas una empresa no debe de hacer en ningún caso en las redes sociales, aquí van:

Dejar su gestión en manos poco cualificadas

La gestión de las redes sociales debería de ser llevada a cabo por profesionales en la materia o al menos por alguna persona de la organización que se haya formado mínimamente en la materia, ya que de su adecuada gestión dependerá en buena medida la imagen de marca generada ante nuestros potenciales clientes.

Querer estar en todas las redes sociales

Estar en las redes sociales es importante, pero eso no significa que haya que estar en todas. Hay que ser muy consciente de la capacidad que se tiene de gestión y abrir perfiles sólo en aquellas redes sociales que sabemos a ciencia cierta que vamos a poder gestionar adecuadamente.

redes-sociales
Redes Sociales

Tener perfiles abandonados

A correlación con el punto anterior, tener un perfil en una red social donde no publiques nada, o lo hagas con una frecuencia muy espaciada en el tiempo, por no saber o por no tener tiempo de hacerlo, es peor que si ese perfil no existiera. Las redes sociales hay que trabajarlas y en todos y cada uno de los perfiles de redes sociales que tengamos abiertos debemos de publicar regularmente.

Publicar contenido idéntico y al mismo tiempo en todas las redes sociales

Cada red social tiene sus propias características y formatos, por lo que no tiene mucho sentido hacer un copia pega de la misma publicación y repetirla en todos tus perfiles. Hoy en día existen varias aplicaciones que te permiten esto, es decir, escribir una determinada publicación y compartirla a la vez en todas tus redes sociaales. ¿Cómodo? SI. ¿Adecuado? NO. Por poner un ejemplo, puedes compartir un post de tu blog en Facebook y Twitter, pero cada red social tiene su formato y por ejemplo en Twitter tienes un límite de caracteres y es recomendable usar hashtags. Del mismo modo cada red social tiene sus propios horarios óptimos para conseguir más alcances, podéis verlos aquí.

Hacer siempre el mismo tipo de publicaciones

Muchas empresas se dedicas única y exclusivamente a hablar de ellas mismas y a hacer promociones y publicidad de sus productos o servicios. Las redes sociales no deben de utilizarse como un medio publicitario, ya que si nuestros seguidores sólo ven autopromoción ya no es que no vayan a interactuar con nosotros, sino que vamos a perder seguidores un ritmo que ni nos vamos a dar cuenta.

Ofrecer un contenido poco cuidado

Cometer faltas de ortografía en lo que escribes, publicar fotos de baja calidad, colgar vídeos “demasiado caseros”, publicar un contenido poco adecuado… son algunos de los ejemplos de lo que no debes hacer nunca en las redes sociales en lo referido al contenido. Tu contenido refleja tu imagen por lo que debe ser impecable, en definitiva, no des imagen de “cutre”.

error-facebook
Error en Facerbook

Saturar a tus seguidores

Si bien he resaltado la importancia de ser regular a la hora de publicar en las redes sociales, tampoco se debe abusar en cuanto a la frecuencia o al tamaño de las publicaciones. Lo que quiero decir es que con una publicación al día por red social puede ser suficiente, 2 o 3 al día puede valer, pero más ya puede llegar a cansar. Y en lo referido al tamaño, no hace falta que escribas la bliclia en cada publicación, trata de ser breve y conciso y ten en cuenta una imagen vale mas que mil palabras. Ten en cuenta que en las redes sociales los usuarios no leen, sino escanean.

No responder a tus seguidores

Ya sea un mensaje directo, un comentario a una de nuestras publicaciones, una sugerencia, una queja… tenemos que contestar siempre, interactuar en definitiva. La magia de las redes sociales es que es capaz de poner en contacto a empresas y clientes de una forma que los medios tradicionales no podían, por lo que si como negocio no aprovechas esta capacidad de interacción estás perdido. ¿Te han hecho un comentario negativo hacía tu negocio? Contesta igualmente, se siempre amable y correcto y nunca, nunca borres un comentario por negativo que sea, la censura no funciona y si es un comentario malintencionado se nota…

No medir y analizar

Finalmente para acabar y no menos importante es medir siempre y analizar los resultados de nuestras acciones. De nada nos va a servir desarrollar una estrategia en redes sociales  si no analizamos los resultados que estamos obteniendo. ¿Qué podemos analizar? La evolución en el número de seguidores, el alcance de nuestras publicaciones, la interacción con dichas publicaciones o las conversiones (ventas) que han supuesto son algunas de las cosas que podemos medir y analizar. De esta forma podemos ver si nuestra estrategia es la adecuada y si es necesario dar un giro en un determinado momento.

Aquí os he dejado un listado con 9 cosas que ninguna empresa debería hacer en las redes sociales, ¿se os ocurre alguna más?

Para rematar este post una infografía a modo de resumen…

lo-que-no-hacer-en-redes-sociales
Infografía: Qué no hacer en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *