Cómo realizar un plan de empresa

El plan de empresa o plan de negocio es posiblemente el documento más importante que toda empresa debe elaborar antes de iniciar su actividad, aunque la realidad es que no todas los hacen y constituye uno de los principales motivos de fracaso de los nuevos negocios.

A día de hoy son muchas las personas que deciden llevar a cabo un nuevo proyecto empresarial sin realizar un plan de empresa lo que viene a ser lo mismo que saltar desde un avión sin haber comprobado antes si llevamos paracaídas y si éste funciona.

Haciendo un símil, cuando queremos construir una casa buscamos lo primero el terreno donde queremos construirla, encargamos a un arquitecto el diseño, obtenemos un presupuesto por el mismo, pensamos en cómo vamos a amueblarla para lo que igual consultamos a un interiorista… en difinitiva, empezamos por los cimientos.

Pues cuando lo que queremos construir es nuestro nuevo negocio, lo primero que tenemos que hacer es desarrollar un plan de empresa o plan de negocio, que va a constituir la base sobre la que se va a asentar todo nuestro proyecto y que nos va a decir entre otras cosas si es viable o no.

Para que seamos conscientes de su importancia, os hago referencia a un estudio llevado a cabo por la UATAE (Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores) y en colaboración con el Ministerio de Empleo en España, donde se reflejaba que 1 de cada 4 nuevos proyectos emprendedores fracasa por no haber realizado previamente un plan de empresa.

emprendedor-trabajando
Emprendedor

Queda fuera de toda duda, por lo tanto, la trascendencia del plan de negocio cuando decidimos lanzarnos al mundo empresarial, ya que al margen de ser el lógico punto de partida de nuestro proyecto, también nos va a definir algunos aspectos fundamentales del mismo y se va a convertir en un instrumento básico para ayudarnos a tomar decisiones. ¿Cómo? Pues de esta forma:

Ventajas del plan de empresa

  1. Ayuda a pulir tu idea de negocio inicial: Si, puede que tengas una idea espectacular o por lo menos así lo parece en tu cerebro, pero el plan de empresa te obliga a analizar hasta el más mínimo detalle de tu negocio, a pensar en pros y contras, en puntos fuertes y débiles y al final puede que no cambies tu idea inicial, pero seguro que la pules y perfeccionas.
  2. Se convierte en el GPS de tu actividad: Lo que consigues con un buen plan de empresa es que sea tu brújula o tu GPS que te va a marcar el camino a seguir en la toma de decisiones
    julio-iglesias
    ¡y lo sabes!

    que te van a llevar al día en que inaugurarás tu negocio.

  3. Te indica si el negocio el viable: Uno de los principales apartados del plan de empresa es el informe de viabilidad donde en definitiva vemos si nuestro negocio es viable desde el punto de vista económico. Gracias al plan de negocio podemos saber a cuanto asciende nuestra inversión inicial, los ingresos que podemos obtener en los primeros meses o el tiempo que necesitamos para recuperar dicha inversión
  4. Te abre las puertas a la financiación: Es muy posible que para arrancar tu nuevo proyecto no tengas suficiente dinero ahorrado y la inversión requiera del acceso a financiación externa. Pues si piensas que un banco o un inversionista te va a prestar dinero sólo con tu idea en la cabeza lo llevas muy mal; Sin embargo, con un plan de empresa bien elaborado se te van a abrir muchas puertas.

Ahora que ya sabemos por que es importante elaborar nuestro plan de empresa, ¿cómo lo hacemos?: aunque no hay un modelo único para elaborar un plan de empresa, aquí os dejo algunos apartados que consideramos fundamentales en todo buen plan.

Principales apartados del plan de empresa

  • Presentación del proyecto: Constituye la introducción al plan de empresa y aquí se deben de incluir los datos básicos de la empresa (nombre, forma jurídica, tipo de actividad…) y un resumen del proyecto en lo que se refiere al origen de la idea, singularidades del proyecto, actividad que se va a desarrollar y otros aspectos que consideremos interesantes.
  • Descripción de nuestros productos o servicios: Aquí describiremos de la forma mas precisa posible aquellos productos que vamos a comercializar o en su caso los servicios que vamos a prestar, además de si presentan aspectos novedosos o innovadores o  las necesidades que van a cubrir.
  • Estudio de mercado: El estudio de mercado es posiblemente el apartado más extenso que va a tener nuestro plan de empresa. En el debemos incluir aspectos como el análisis de la
    plan-en-pizarra
    Pizarra

    demanda, el entorno, descripción del mercado y de los clientes potenciales, análisis de la competencia o las posibles alianzas que vayamos a establecer con otras empresas.

  • Plan de marketing: De nada nos va a servir contar con un buen producto o servicio si no somos capaces de darlo a conocer. En este sentido el plan de marketing constituye el conjunto de acciones dirigidas a incrementar las ventas de nuestros productos o servicios en el mercado y que se fundamenta en el conocido como Marketing Mix o combinación de las cuatro variables fundamentales en la toma de decisiones estratégicas de marketing en una empresa. Estas 4 variables son: producto, precio, distribución y comunicación.
  • Plan de producción: Se refiere a la descripción del proceso productivo de nuestros productos (cómo se van a hacer) o servicios (cómo se van a prestar) y también al proceso de compras y a las infraestructuras necesarias para llevar a cabo el proyecto.
  • Plan de recursos humanos: ¿vamos a trabajar solos? o ¿tendremos empleados? Esto se fundamenta en el plan de recursos humanos.
  • Objetivos estratégicos: Aquí podemos definir cuáles son nuestros objetivos tanto con respecto a nuestros productos o servicios, como a los clientes, así como nuestros objetivos de ventas y económicos.
  • Análisis DAFO: El análisis DAFO, es decir de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades es una herramienta que toda empresa debe utilizar, ya no sólo en el inicio de su actividad sino que es algo que debe ir actualizando con el paso del tiempo. Si nuestro análisis DAFO muestra más fortalezas que debilidades y más oportunidades que amenazas es que nuestro proyecto pinta bien.
  • Análisis económico-financiero: Este es el punto final de nuestro plan y el mas crucial, pues es donde vamos a ver si nuestro proyecto es viable o no. Este análisis debe incluir un plan de inversiones, plan de financiación (si es necesaria), plan de ventas y aprovisionamientos y estimación de gastos. Todo ello nos conduce a una cuenta de resultados previsional que es donde vamos a ver esa viabilidad. Este análisis se puede completar con un estado de tesorería, un balance y otros ratios financieros.

Para concluir este post podemos resumir que el plan de empresa o plan de negocio te ayuda a minimizar los riesgos a la hora de lanzar nuestro proyecto y aumenta las posibilidades de éxito, además de suponer una guía para que el proceso de construcción de tu negocio sea más organizado.

Si estas pensado en llevar a cabo un nuevo proyecto empresarial y necesitas ayuda para elaborar tu plan de empresa contacta con nosotros, te pasaremos un presupuesto sin compromiso.

Un comentario en “Cómo realizar un plan de empresa

  1. Buen artículo !!
    Entiendo, sin embargo, que dependiendo del negocio se puede agilizar esta fase de la empresa e ir adecuándose a la respuesta del entorno de forma dinámica. Aplicarían, en estos casos, el Business Model Canvas y las metodologías ágiles.

    Saludos !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *