Cómo hacer un plan de marketing

El entorno cada vez más dinámico y competitivo en que se mueven las empresas hoy en día, hace necesario que desarrollen un plan de marketing efectivo, que se convierta en una herramienta fundamental dentro de su estrategia empresarial.

estrategia-empresarial
Estrategia Empresarial

Las empresas del siglo XXI se encuentran dentro de un mercado globalizado, con continuos cambios a nivel tecnológico, económico, político o legal que hacen necesario que dichas empresas se deban adaptar continuamente  y donde la improvisación no es en ningún caso una solución adecuada, siendo necesario elaborar un plan de marketing que les permita anticiparte y afrontar con éxito estos cambios de su entorno.

Existen múltiples definiciones de lo que es un plan de marketing, pero una bastante completa podría ser esta: el plan de marketing es una herramienta de gestión empresarial, para analizar el modelo de negocio específico de una empresa y de esta forma alcanzar unos objetivos establecidos previamente. Estos objetivos se alcanzan a través de una serie de acciones diseñadas específicamente, ejecutadas durante el proceso y finalmente medidas para ver su eficacia.

Todo plan de marketing lleva implícito el seguimiento de una serie de fases fundamentales para su correcta ejecución y aunque en esto tampoco hay unanimidad, ya que según cada autor se incluyen mas o menos, para nosotros estas son las 6 más determinantes:

  1. Análisis de la situación: Como dice el propio término lo que se hace en esta primera fase es analizar la situación actual de la empresa, para lo que se analiza toda la información relevante de la que se disponga de la propia empresa, lo que suele conllevar la realización de un estudio de mercado que incluya elementos como el entorno, la competencia, el posicionamiento o la imagen de la propia empresa y que finalice con la elaboración de un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas, oportunidades).
  2. Determinación de objetivos: Analizada la situación la siguiente fase pasa por determinar los objetivos buscados, que deben de estar perfectamente definidos y ser realistas, es decir, que se puedan alcanzar. Dentro de estos objetivos nos encontraremos con 2 tipos fundamentales, los cuantitativos y los cualitativos; los cuantitativos se pueden medir como por ejemplo un determinado volumen de ventas o beneficios, mientras que los cualitativos no se pueden cuantificar como por ejemplo aumentar la notoriedad de la marca.
  3. Elaboración de las estrategias de marketing: Suponen la definición del modo en el que se van a conseguir los objetivos determinados en la fase anterior. Normalmente este proceso suele conllevar una definición del público objetivo al que la empresa quiera llegar, la determinación de un presupuesto o la fijación de un responsable para ejecutarlas.
  4. Plan de acción: Esta es la fase más operativa del plan, donde llevamos a efecto las estrategias de marketing para alcanzar los objetivos. El plan de acción se debe encuadrar dentro del marketing mix de la empresa, es decir, que habrá que ejecutar las acciones sobre productos, sobre precios, sobre distribución y sobre comunicación.
  5. Establecimiento de un presupuesto: Para poder llevar a su efecto el plan de marketing y todas la acciones previstas en necesario materializar todo en un presupuesto, que una vez

    supervisión
    Supervisión
  6. Supervisión: Finalmente es necesario establecer una serie de sistemas de control, ya que de nada nos va a servir haber desarrollado un buen plan de marketing si no se revisa su implementación y hay un plan de contingencias para corregir los imprevistos que puedan surgir.

En todo caso la efectividad de un plan de marketing va a depender en buena medida de saber adaptarlo a las características de la empresa, así como a su tamaño, para que sea factible ya no sólo a la hora de realizarlo sino también a la hora de ejecutarlo y medirlo. No es que por tener una empresa pequeña el plan de marketing tenga que ser de peor calidad, sino que tendrá que estar adaptado a las necesidades de dicha empresa, que no son las mismas que las de una gran compañía.

Si se es capaz de hacer un plan de marketing perfectamente adaptado a las características de la empresa, se podrá dar respuesta a las cuestiones clave planteadas y ejecutar las acciones más adecuadas en base a objetivos, pudiendo rectificar frente a los imprevistos que puedan acaecer.

 

Desde Servicios Globales de Marketing, tu agencia de marketing de confianza, podemos desarrollar un plan de marketing adecuado para tu empresa, pídenos información sin compromiso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *